Limpieza y fantasía, las imágenes de Bara Prasilova capturan instantes de franca belleza, personajes extraños y un colorido silencio. Sus estructuras, tan simples y seguras cautivan a la vista, a las sensaciones y los recuerdos, planos extensos y cuidados, detalles magníficos que conviven de manera perfecta en el espacio, simplemente hermoso.